Entrar a la casa de Jesús Alberto Erminy es transportarse a otro mundo, donde huesos, plumas, piedras maderas y un sin fin de materiales se combinan para darle forma a las más exóticas, peculiares y variadas figuras, que cobran vida bajo la el encanto de su creador.

      Cada rincón de la casa está adornado con una de sus obras, desde un caimancito hasta un enorme buzo, pasando por un elefante, una bruja, “Terminator”, Paul y ella, el fotógrafo y otros.

      Cada pieza seduce al espectador, que no puede decir preferir alguna, pues todas son especiales y únicas, además de provacar emociones y sensaciones distintas. Realmente es difícil olvidar los que se ha visto.

      Jesús Alberto es un joven de treinta y un años, graduado en Boston, Estados Unidos, como ingeniero electrónico. Al regresar a Venezuela trabajó en varias empresas hasta que decidió emprender su propio negocio, una compañía de seguros, al lado de su padre y algunos socios que posteriormente abandonó para luego dedicarse de lleno a su trabajo artístico.

¿Cómo surge la idea de hacer este tipo de trabajo?

"Empecé haciendo zarcillos y buscando unos huesos vi un pelo español, empecé a armarlo y me salió una figura".

¿Te imaginas la figura y la haces?

"Generalment veo un hueso que se parece a algo y después busco forma. La mayoría de las veces veo la forma, la asocio con algo y armo la figura".

¿Cómo haces para calzar las piezas?

"Algunas veces he tenido la necesidad de cortart los huesos o moldearlos, pero nunca los he tallado".

¿Has tenido dificultidad para armar un pieza?

"No, caen casi siempre como del cielo. En ocasiones la he lijado".

¿Por qué huesos?

"Comencé con los huesos, pero por la misma búsqueda de hacer algo original he utilizado plumas, piedras, semillas, algas, corales, bambú, plástico, vidrio, madera y deschos; aungue los huesos son me gustan más".

¿Dónde los consigues?

"Yo coleccionaba huesos en la casa de la playa. Otros los he traído de la Gran Sabana, del Llano y de Puerto La Cruz. Quizás vaya a Coro, donde me dijeron que hay bastantes".

Considera que desde pequeño su vida le ha permitido expandir la imaginación pues ha tenido “una vida muy chévere”.

¿Influye el ambiente en tu obra?

"La vida que he llevado ha influenciado bastante".

¿Cuáles son tus planes?

"Tratar de llegar a la gente. En principio no estaba interesado, pero he hecho muchas figuras. Los reconocimientos son para la otra gente y para mi familia, aunque siempre se quiere fama y ser reconocido", expresó.

Este joven artista participa en la II Bienal de Mérida con dos obras. Por lo pronto espera recibir ofertas para exponer sus piezas y por qué no venderlas.

•••

"Combina su Imaginación con Osamenta de Animales"

La Prensa, 1992

Menorca, IB, España
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon